Envío Gratis: el dto se aplica en tu carrito

Tienda

Acerca de

Objetos de Decoracíon


206 productos
Ordenar por
206 productos
Carga más
48 / 206 resultados

Objetos de decoración que son pura tentación

Por fin ha llegado el momento: has terminado la mudanza, las cajas han desaparecido y tienes la casa perfectamente amueblada. Ahora, toca darle carácter con unos objetos de decoración que transmitan tu personalidad y aporten una buena dosis de estilo a todas y cada una de las habitaciones. En MADE.COM, acudimos al rescate y te ofrecemos desde jarrones o esculturas originales hasta portavelas que son un regalo para la vista. Cierra los ojos y visualiza cómo quedará tu hogar con todos estos adornos. ¿A qué esperas para empezar a elegirlos?

Piensa en verde

Pocas cosas hay que den más vida a la casa que las plantas. Además de tener efectos positivos para tu bienestar, aportan alegría y color a cualquier rincón sin ocupar mucho espacio. Conviértelas en las protagonistas del salón con un juego de maceteros o pásate al flower power y escoge uno nuestros jarrones con forma de botella o ladrillo. ¿Que las flores se marchitan muy rápido? No pasa nada, los jarrones son tan llamativos que funcionan como elemento decorativo por sí solos. Y, si no, siempre puedes optar por uno transparente y ponerle algo dentro, como arena, piedras o velas.

Llena las paredes de arte

Al pensar en adornos para la casa, normalmente el primer objetivo es vestir las paredes para crear una sensación de hogar. Sabemos que ese cuadro que te hizo tu hermana cuando empezó Bellas Artes es innegociable por su valor sentimental, pero en MADE tenemos otras opciones que harán que tus invitados se sientan en un museo. Pon una nota singular a ese hueco tan soso con una escultura de pared o un reloj vistoso, o prueba con unas láminas. Te será muy fácil encontrar una que se adapte a la estética de la habitación, porque abarcan multitud de estilos y temáticas.

La grandeza de los pequeños detalles

Para personalizar tu hogar no hace falta llenarla de un sinfín de objetos decorativos. Menos es más: basta con elegir unos pocos artículos y aprovechar los muebles para lucirlos. Si además tienen una función práctica, mejor que mejor. Por ejemplo, unos cojines para el sofá o la cama te ayudan a crear un espacio más acogedor y te aportan comodidad. Un revistero o un bol de cerámica estratégicamente colocados pueden darle el toque final al salón —y también sirven para guardar tus pertenencias—. Y así podríamos seguir hasta el infinito, pero ahora ha llegado tu turno y es hora de decidir con qué te quedas.