Pídelo ahora y recíbelo para Navidad

Envíos Gratis en accesorios

Tienda

Acerca de

Esculturas de Pared

Esculturas de pared para una estancia de alto impacto

Una escultura de pared marca la diferencia. Las paredes de tu casa son un lienzo en blanco cargado de posibilidades y estas piezas son una opción ganadora para dar rienda suelta a tu creatividad. Sea cual sea el estilo de decoración que sigas en tu hogar, estos diseños funcionan para darle la estocada final de personalidad que necesita. Ya estés buscando un accesorio de inspiración abstracta y orgánica, una escultura tipo mural tridimensional o unos delicados modelos en mimbre, en MADE.COM contamos con una gama de adornos que serán tu objeto de deseo.

Personaliza tu hogar al máximo

Si eres amante de la corriente nórdica y tus claves son el beis y el gris, añade un adorno de pared en tonos neutros y suaves que complementen el ambiente relajante de tu casa. Otra posibilidad es incorporar toques de color con gracia mediante los complementos y optar por un tapiz de estética abstracta; un guiño singular para crear una atmósfera etérea y añadir textura a la habitación. Se trata de una elección perfecta para colocar sobre escritorios y dotar de un estilo desenfadado a tu oficina.

Un adorno para cada estancia

La decoración de carácter mediterráneo desprende calidez y calma a partes iguales, y te transporta a un eterno verano. Plasma esa sensación en las paredes de tu hogar con una sutil pieza de mimbre en suaves tonos azules y naranjas. O no te conformes con una y añade varias en distintos tamaños. Funcionan perfectamente presidiendo el salón sobre un sofá de tela en tejido texturizado de color avena o uno en mezcla de algodón y lino. También pueden ser una ingeniosa solución para tu dormitorio: serán el foco de atención sobre el cabecero de la cama y se convertirán en el elemento decorativo clave de este espacio.

Rincones esculturales

Cada centímetro de tu hogar brinda la posibilidad de darle ese aire único. Una elección que no dejará a nadie indiferente son las esculturas de pared tridimensionales. Si eres de las personas afortunadas con chimenea en casa, cuélgalas sobre ellas: una distinción de buen gusto que enamora a primera vista y dará mucho que hablar. Las curvas en 3D y el acabado mate también hacen que estas piezas funcionen colocadas sobre aparadores, en un estante o sobre una mesa auxiliar. El truco final: los adornos de pared sacan todo su potencial si los iluminas con lámparas de techo con luz especialmente dirigida a ellos.