Novedades que no te querrás perder

Tienda

Acerca de

Alfombras de Pasillo

Colorea el suelo con los tapetes de MADE.COM

Los tapetes son esas alfombras pequeñas utilizadas desde hace años en zonas de paso, como el recibidor o el pasillo, para evitar que la suciedad entre en las habitaciones. Además de su función práctica en sentido estricto, estos elementos textiles antes eran una opción inmejorable para dar un poco de vida a esas partes de la casa, que tradicionalmente siempre han sido las más sosas desde el punto de vista de la decoración. Hoy en día, los tapetes se presentan en una amplia gama de diseños y materiales, algo que les ha dado el empujón definitivo para conquistar otras estancias.

Úsalos donde quieras

Gracias a su tamaño reducido, los tapetes son perfectos si lo que deseas es aportar calidez a un rincón. En los dormitorios, por ejemplo, poner una alfombra grande no merece la pena si queda oculta por la cama y el resto de los muebles, pero levantarse por las mañanas y poner los pies sobre el suelo frío tampoco es una alternativa muy popular. ¿La solución? Usar tapetes como pie de cama, pues se han convertido en las alfombras para habitación más habituales. Para que no desentonen, asegúrate de que combinan bien con la colcha o la manta.

El material importa (mucho)

Antes de comprar un tapete, piensa bien dónde lo vas a colocar, porque esto es fundamental para acertar. Si es para el recibidor, por donde se suele pasar con los zapatos puestos, te conviene uno confeccionado con fibras sintéticas, que son más fáciles de limpiar. Para un pasillo con mucho ir y venir, opta por uno de yute que resista bien el desgaste y, para el salón o los dormitorios, apuesta por la textura suave de la lana. Si su destino es el baño o la cocina, lo esencial es que sea antideslizante, a menos que estés entrenando para ser una estrella del patinaje.

Elige tu diseño favorito

Como para todo, a la hora de escoger un diseño entran en juego los gustos personales, pero no pierdas de vista el resto de la decoración. En MADE.COM, encontrarás tapetes lisos y con estampados geométricos, de colores neutros o llamativos, reversibles y con acabados brillantes… Ante tanta variedad, piensa en cuál combinará mejor con su entorno, sobre todo con las paredes. Para el pasillo o el recibidor, los tonos tierra no fallan, pero si vas a usar la alfombra para destacar un mueble concreto, como una mesa auxiliar, asegúrate de que la mezcla no arruine el efecto que quieres crear.