Novedades que no te querrás perder

Tienda

Acerca de

Estantes de Pared

Viste tus paredes con estantes flotantes

¿Quieres que tus pertenencias estén organizadas y a mano, pero el espacio se ha convertido en un quebradero de cabeza? ¿Tu casa es grande, pero te gustaría decorarla con un estilo sencillo? Ya sea por obligación o por convicción, hay veces en las que los muebles como armarios o estanterías no encajan en la ecuación y debes encontrar una alternativa. Pues aquí va: solo necesitas unos prácticos estantes flotantes, esas baldas sin soportes de sujeción a la vista que parecen brotar de las paredes. Con ellos y con tu imaginación como aliados, podrás almacenar un sinfín de objetos sin recargar las habitaciones.

Si hay paredes, hay esperanza

A menos que hayas heredado la afición de tu abuela por atiborrar las paredes de cuados y adornos varios, seguro que en ellas identificarás zonas muertas. Aprovéchalas para optimizar el espacio en estancias pequeñas o crear áreas nuevas. Por ejemplo, un recibidor minúsculo puede transformarse en una entrada acogedora con una sencilla unidad formada por un espejo y unos huecos en los que dejar las llaves o la cartera. O, si resulta que trabajas desde casa algunos días y la idea de hacerlo desde el sofá no te seduce, solo tienes que colocar una balda de pared a una altura baja en el salón o el dormitorio y acompañarla de una silla de oficina.

Menos es más

Además de por su uso práctico, las baldas flotantes triunfan porque crean un efecto visual muy atractivo. Son perfectas para darle un toque llamativo a la decoración y sustituir esos muebles que, hasta hace poco, se consideraban imprescindibles. Sí, nos referimos a esas bibliotecas que ocupan una pared entera o las clásicas mesillas de noche que parecen llenar el dormitorio. Los estantes destacan por su diseño minimalista, que aporta elegancia y ayuda a aligerar las habitaciones. Asimismo, pueden acoger objetos de todo tipo, desde libros y jarrones hasta plantas o fotos.

Formas y materiales que transmiten sensaciones

MADE.COM te ofrece una gran variedad de baldas para que encuentres el estilo que mejor se adapte a tu hogar. ¿Buscas un aire informal? Combina varios modelos iguales de líneas rectas y colócalos a distintas alturas para restarles sobriedad. ¿Te llama el diseño puro y duro? Atrévete con los que mezclan diferentes formas geométricas. Y no te olvides que el material también es importante a la hora de decidirte: la madera es cálida y queda de lujo en las cocinas rústicas, mientras que el metal va como anillo al dedo en las viviendas modernas de estética industrial. Para lograr un efecto natural y fresco, opta por el ratán.