Novedades que no te querrás perder

Tienda

Acerca de

Camas Tapizadas

Carga más
48 / 230 resultados

Crea un dormitorio chic

Si siempre que vuelves de vacaciones echas desesperadamente de menos el mullido cabecero de la cama del hotel, ha llegado el momento de poner un diseño tapizado en tu vida. Tanto si tu dormitorio tiene una esencia vintage como si desborda carácter contemporáneo, en MADE.COM encontrarás camas tapizadas que se mimetizan con cualquier estilo. ¿Dispones de poco espacio en el armario? Los modelos otomanos o con cajones son fantásticos para esconder debajo la ropa de otras estaciones o para tener a mano las mantas y las sábanas.

Para gustos… camas tapizadas

Además de poder recostarte cómodamente mientras lees antes de dormir, las camas tapizadas con cabecero dan un toque indiscutible de distinción a la estancia. Consigue esa estética de antaño de los hoteles boutique con los diseños de terciopelo en tonos vibrantes y formas curvas. ¿O prefieres la elegancia atemporal de los cabeceros capitoné? Elige un tejido claro que aporte luminosidad al cuarto o escoge colores más oscuros para realzar este estilo sofisticado. Si tu dormitorio se distingue por un discreto aire escandinavo, las opciones de formas depuradas con mezclas de madera y tejido en tonos neutros combinarán de maravilla con el resto del mobiliario.

Adiós, desorden

Si tienes el armario a punto de estallar con la ropa de todas las temporadas del año, en MADE te ayudamos con el poder de la horizontalidad. Te presentamos el prodigio de las bases de las camas tapizadas otomanas. Con estos modelos, podrás aprovechar hasta el último centímetro del espacio inferior para almacenar prendas, colchas o la ropa de baño, así como casi todo lo que se te ocurra. Basta un simple toquecito en el colchón y se abre ante ti una nueva zona de almacenaje. Opta por diseños con cajones para organizar todo por categorías e ir a tiro fijo cuando vayas a utilizar la ropa de invierno o de verano.

Las patas importan

Ya tienes claro el estilo y el modelo: con o sin almacenaje. El nivel de personalización afecta también al tacto, ya que puedes elegir el tipo de textura que prefieras para la base y el cabecero. Ahora llega el momento de jugar con los pequeños (aunque importantísimos) detalles. Si optas por una cama con patas, se abre ante ti un mundo de posibilidades. Puedes escoger patas con diferentes formas, como cónicas, cuadradas o de horquilla. Explora distintos materiales, como madera, latón brillante o metal con acabado de cobre. Date una alegría y opta por lo que más te gusta.