Tienda

Diseño

Guía de cuidado: Mesas de comedor

Guía de cuidado: Mesas de comedor

El comedor es un lugar de encuentro donde comes, bebes y pasas un buen momento con los tuyos. Ya sea que quieras hacer una comida con muchos invitados o una cena íntima para dos, tienes que asegurarte de que tu mesa sea tanto funcional como estilosa. Echa un vistazo a nuestros consejos para tenerlo todo bajo control.

Trucos generales para cuidar de tu mesa de comedor 

Los rasguños, marcas y daños atenúan el brillo de tu mesa de comedor, distrayendo la atención de los comensales. ¿Cómo evitarlos? Te lo explicamos a continuación:

Mesas enchapadas y madera maciza

  • La limpieza regular es clave. Pasa un paño húmedo, luego sécala con un paño limpio y sin pelusas.
  • Limpia inmediatamente cualquier derrame.
  • Usa un detergente diluido y compatible con la madera sobre las marcas más difíciles.
  • No uses productos químicos, esmaltes o aerosoles abrasivos.
  • Para reparar pequeños rasguños en el enchapado, puedes usar una pequeña cantidad de esmalte de aceite, y para la madera maciza, puedes sellar con una pintura o barniz a juego. Antes de hacer esto, te recomendamos probar con una zona más discreta.
  • Usa posavasos y manteles individuales, ya que protegen la superficie de la mesa de la humedad y el calor. No coloques bebidas o platos calientes directamente sobre tu mesa. 
  • Trata de mantener tu mesa alejada de la luz solar directa; esto puede causar cierto desgaste del color y movimiento de la madera.
  • No coloques tu mesa en frente o pegando a un radiador, esto puede hacer que el enchapado se levante y que la madera sólida se mueva.
  • Un recordatorio: la madera maciza es un material vivo y, por ello, cambiante. El exceso de calor, frío y humedad afecta a la madera y con el tiempo podría causar arqueamientos o grietas finas.

Lacado

  • Limpia las mesas enchapadas.
  • La laca se raya fácilmente. Asegúrate de usar manteles individuales y posavasos.
  • Limpia las marcas de los dedos con un paño suave de microfibras.

Hormigón, mármol y piedra

  • Las mesas de hormigón son porosas. Limpia cualquier derrame al instante.
  • Mantén objetos afilados como cuchillos lejos de la superficie, ya que producen arañazos.
  • Limpia las mesas de hormigón, mármol y piedra regularmente, con un paño húmedo, luego sécalo con un paño seco y sin pelusas.
  • No utilices productos químicos, esmaltes o aerosoles abrasivos.

Arrastrar la mesa bruscamente al extenderla puede hacer que las patas se rompan, por lo que es importante tener cuidado al moverla. Si tienes la oportunidad, busca a alguien que te ayude.

Loading...