Pídelo ahora y recíbelo para Navidad

Tienda

Acerca de

Jarras de Agua

Jarras de agua decorativas y prácticas

Las típicas botellas de plástico o de cristal han pasado a la historia. En MADE.COM, damos un paso más y te ofrecemos la mejor alternativa a los típicos recipientes para servir bebidas: nuestras prácticas y originales jarras de agua. Tenemos el modelo perfecto para tu día a día o para impresionar a tus amigos cuando los invites a cenar. A partir de ahora, todos dirán que de esta agua sí beberán. Lo mejor es que puedes utilizarlas con el líquido que prefieras. Da rienda suelta a tu creatividad.

Para gustos, colores

Todos sabemos que el agua es incolora, por lo que así se verá en una jarra de cristal transparente. Pero, si quieres darle un toque de color, escoge una jarra en dos tonos o, incluso, en tres. Puedes elegir un modelo que combine con los vasos. Dejarás a los comensales con la boca abierta. O también puedes atreverte a servir un vistoso cóctel que se beba como si fuera agua (sin pasarse, claro). Si te gusta cuidarte, utilízalas para servir zumo de naranja natural o limonada recién hecha.

Para el frío y el calor

Nuestras jarras se adaptan a todos tus deseos y necesidades. El agua es vital para la vida, pero el café es imprescindible para afrontar la jornada, ¿verdad? Tu mejor compañera será una jarra con tapa que mantenga el calor para que puedas tomarlo cuando quieras, como si estuviera recién hecho. ¿Eres más de infusiones? Tu jarra perfecta tiene filtro inteligente incorporado para que te prepares un buen té o poleo menta para mimarte un poco.

Más que una jarra

Recuerda lo que te costó decidirte por el jarrón de tu mesa de centro. ¿Y si das la misma importancia a las jarras? Opta por un modelo de vidrio con cuello estrecho y base amplia: será la envidia de cualquier decantador. Además, la versatilidad de este accesorio te permite usarlo no solo en la cocina o el comedor. En el dormitorio, un juego de jarra de agua y vaso queda de maravilla en la mesilla y evita los paseos nocturnos hasta la cocina. Puedes poner otro en tu rincón de lectura. Así terminarás más rápido esa novela que te tiene con el alma en vilo.