Black Friday: hasta un -30%

Hasta un -40% en nuestros icónicos diseños

Envío Gratis en accesorios

Tienda

Acerca de

Ropa de Mesa

Carga más
48 / 54 resultados

Todo el mundo a la mesa

Hay elementos en tu casa que a primera vista podrían pasar desapercibidos. Nos referimos a la ropa de cocina. Junto a los manteles, salvamanteles y servilletas, piezas como un delantal o un juego de paños no suelen ocupar un lugar destacado a la hora de decidir cómo decorar nuestras estancias. Eso se acabó. En MADE.COM, queremos darles el protagonismo que se merecen a estos artículos tan presentes en tu cocina y en tu mesa, pues no solo adornan y llenan de vida tus rincones más usados, sino que también son indispensables para disfrutar plenamente de uno de nuestros placeres del día a día: la comida.

Siempre de gala

Una buena impresión cuenta, y mucho. Desde el momento en que recibes a tus visitas hasta que sirves el primer plato, hay pequeños detalles que marcarán la diferencia. Por ejemplo, es muy probable que abras la puerta luciendo un delantal: nuestras propuestas han sido fabricadas en algodón reciclado, por lo que presumirás de estilo y sostenibilidad. Pon un mantel con diseño bicolor en tu mesa y obtendrás la nota dinámica que le faltaba a tu salón. Ah, y no te olvides de los toques finales: un juego de salvamanteles tejidos a mano en yute protegerá las superficies, le dará un aire de elegancia y hará que tus huéspedes se sientan como en casa.

Acaparando todas las miradas

Cuando se trata de resaltar tu ropa de mesa, ser sutil siempre juega a nuestro favor. Estamos seguros de que esos paños en lino gris brillarán con luz propia si sujetan una bandeja de horno en colores vivos. Lo mismo ocurre en el comedor: si te decides por el tradicional blanco para el mantel, una cubertería en oro mate será la responsable de que tu cena vaya de lujo. Coloca unos vasos con efecto carey y tu mesa será el tema de conversación durante días. Tus sobremesas nunca empezaron con tan buen pie: ese juego de tazas de inspiración japonesa será el motivo.

La base siempre es un buen modelo

Ya lo dijo Marc Jacobs: «La ropa no es nada hasta que alguien la viste». Aunque el diseñador estaba pensando en la moda, su declaración se puede aplicar fácilmente a tu mesa de comedor. Por eso, elegir una opción acorde a tu decoración es imprescindible: puedes decantarte por la belleza escandinava de una pieza rectangular en madera de roble o apostar por formas redondeadas, sin duda la mejor forma de acoger a tus comensales. Por supuesto, siempre puedes darle una vuelta al estilo clásico: un diseño orgánico ondulado, bordes suaves y curvos y patas pulidas en negro. Nada mal, ¿eh?