Pídelo ahora y recíbelo para Navidad

Envíos Gratis en accesorios

Tienda

Acerca de

4 cosas que deberías considerar antes de pintar tus paredes

Añadir una nueva capa de pintura es la forma más fácil de actualizar tu hogar; si sabes lo que estás haciendo, claro. Para ponerte a ello, hemos contactado con la Asesora de color Tash Bradley, de la marca de decoración y pintura Lick. A continuación, la experta en color desmonta cuatro mitos comunes a la hora de decorar tus paredes, y nos da sus infalibles consejos para obtener el resultado esperado.

@1930s_semi_charmed_life

@jeysuleyman

Mito 1: los colores claros son la mejor opción para los espacios pequeños 

Ya hemos hablado sobre el uso del color en espacios pequeños, pero permitidme reiterar cuánto pueden beneficiarse las habitaciones compactas de los tonos más oscuros. Incluso os recomendaría pintar el techo con estos mismos tonos. Puede parecer radical, pero el color ininterrumpido suaviza las líneas y los bordes, y mejora la comodidad de tu espacio. Siempre me mantengo alejada del blanco, especialmente en habitaciones orientadas al norte (ya que son las que menos luz natural tienen). Este color puede resultar un poco monótono y hacer que las sombras se vean aún más pronunciadas.

Mito 2: las paredes y el techo son dos cosas distintas, y deben ser tratadas como tal

Si tienes paredes coloridas junto a techos blancos, tus ojos se sentirán atraídos por el fuerte contraste. ¿El resultado? Te darás cuenta de dónde termina la pared y dónde comienza el techo, lo que significa que la altura percibida del techo cae. La solución es encontrar un blanco con matices similares al color de tu pared. O, si te atreves, deshazte del blanco por completo y opta por el azul oscuro o incluso el negro. Tu techo parecerá más alto de lo que realmente es, mientras agregas mucha personalidad.

Mito 3: la muestra de pintura está sobrevalorada

Es necesario siempre probar la pintura de la pared. Incluso es verdaderamente importante mover un color por tu espacio y ver el resultado según diferentes fuentes de luz. Sabemos que las muestras de pintura pueden ensuciarse, por lo que Lick te proporciona parches adhesivos que ni siquiera requieren un pincel. Puedes aplicarlos en diferentes rincones para probar cómo se ven durante la mañana, la tarde y la noche. Y no olvides pegar tu muestra al lado de muebles, suelos y ventanas, ya que esto te permitirá hacerte a la idea de cómo combina el color con otros elementos de tu habitación.

Mito 4: elegir un color que te guste es un proceso largo y complicado

Elegir el color correcto es más fácil de lo que piensas. Comienza mirando la paleta de colores existente en tu habitación, incluidos los muebles y accesorios. O concéntrate en una obra de arte de pared que te encante: ¿cuáles son los tonos dominantes, qué matices ves? Así es como trabajan muchos diseñadores de interiores, ya que las pinturas tienden a ser el punto focal de una habitación. Y cuando llegues a la etapa de pedir las muestras, siempre recomiendo que no te dejes llevar por probar demasiados colores. Limítate a tres y así no te sentirás abrumado por la elección.



@thewisleyproject

@melanie.licht

¿Te ha gustado este artículo? Subscríbete a nuestra newsletter:

Artículos relacionados

Guía para pintar espacios pequeños

Sí, también incluimos colores oscuros

Seguir leyendo

5 alfombras para amantes del arte

Atención: pueden verse tanto en el suelo como en la pared

Seguir leyendo