¿Novedades? Por aquí

Tienda

Acerca de

Alimenta el alma: el restaurante de Berlín que nos da una lección de integración

Alimenta el alma: el restaurante de Berlín que nos da una lección de integración

En el transcurso del año 2015, el periodista Andreas Tölke ofreció a 400 desconocidos compartir su apartamento de Berlín. Si bien puede parecer una locura, fue su forma de ayudar durante una de las crisis más recientes de Europa. Las personas a las que ofreció refugio eran refugiados de Siria.

Hoy este periodista dirige el restaurante Kreuzberger Himmel en Berlín, un proyecto dedicado a la capacitación y contratación de refugiados, como cocineros, camareros y gerentes de restaurantes, para ayudarles en el proceso de inserción laboral alemán. Visitamos a Andreas y su Bulldog francés Herr Müller para hablar sobre la creación de un espacio donde las personas puedan reunirse, comer y compartir sus historias.

¿Por qué creaste un restaurante dirigido por refugiados?

Me di cuenta de lo difícil que era encontrar trabajo en Alemania para las personas que venían del extranjero. Entonces, el equipo y yo pensamos en crear un lugar donde los lugareños y los refugiados pudieran conocerse mejor. Los refugiados a menudo se reúnen primero con los alemanes en la administración, y los alemanes en su mayoría conocen a los refugiados por la televisión. Nuestra misión era imaginar un espacio donde ambos pudieran reunirse para comer bien rodeados de buen diseño.

¿Y el proceso fue más fácil o más difícil de lo esperado?

Fue un horror. Fuimos completamente ingenuos pensando que todo iba a ser sencillo, pero tuvimos que tratar con inspectores del Ministerio de Comercio, agentes de protección medioambiental, el departamento de higiene, etc. Pero nos apoyaron muchos fans del mundo de la gastronomía. Así que, afortunadamente, el periodo de estrés fue corto.

¿En qué se diferencia Kreuzberger Himmel de otros proyectos de integración?

En primer lugar, cada iniciativa y apoyo voluntario a los refugiados tiene mi mayor respeto. Pero con el tiempo, hemos visto que las personas que llegan a Berlín están abrumadas. Abrumadas con cartas de autoridades, con la vida cotidiana y con nosotros - porque la idiosincrasia europea está latente. Pero nuestro restaurante, que es también una organización benéfica, está aquí por y para la gente. Intentamos ayudar con cada pregunta, cada formulario que necesiten rellenar y cada problema. Y solo tenemos una regla: no toleramos ni la violencia ni la discriminación, en eso somos muy claros. "No tienes que entenderlo todo, pero nadie quiere que comentes nuestra forma de vestir o lo que amamos. Acepta nuestra libertad como aceptas la tuya".

¿Y el diseño del espacio apoya esos valores?

Nuestro diseñador de interiores quería crear un espacio que fuera contemporáneo pero no excesivamente diseñado. Las mesas grandes son muy importantes, ya que la idea detrás de todo es compartir. Sentamos en la misma mesa a desconocidos y así es muchas veces como comienzan las conversaciones. Nuestros invitados se divierten mucho juntos. Así funciona el concepto.

¿Quién prepara el menú?

Nuestro chef es Othman y viene de Siria, donde dirigía un excelente restaurante y un equipo de 32 empleados. Amplía el menú y se atreve a innovar. Othman es nuestra columna vertebral y Layali, proveniente de Irán, lo asiste. Luego está Ala, que hace repostería. Y Bakri, un abogado de Alepo, que maneja la cocina.

¿Y quiénes son tus invitados?

El anciano del portal de al lado, personas del mundo del arte y de la moda de Mitte, y muchos invitados internacionales, a menudo de universidades y colegios. "Todo el mundo" puede sonar como la típica respuesta, pero es la verdad. Aquí personas que nunca en la vida se hubieran cruzado se sientan en la misma mesa para comer, ¡un sueño hecho realidad!

¿Qué importancia tiene la ubicación en el éxito del restaurante?

Kreuzberg siempre ha sido la esencia de Berlín. Desde las start-ups de moda hasta una escena artística alternativa, pasando por los mejores clubes y restaurantes de Berlín, todo está en este barrio. Kreuzberg nos conviene y nosotros nos adaptamos a Kreuzberg.

Comenzar un restaurante es lo más, pero ¿cómo podemos ayudar todos en la vida cotidiana?

Lo que ayuda es la mentalidad abierta y ser imparcial. Y si quieres involucrarte, hay iniciativas que ayudan a los refugiados en casi todas las ciudades. En Berlín, por ejemplo, necesitamos voluntarios cuando tratamos con autoridades, invitaciones para socializar y personas que pueden ayudar con las clases de alemán. Y, por supuesto, ¡las donaciones siempre son bienvenidas!

Artículo escrito por: Lisa Wenske
Imágenes de: Anna Cor

¿Te ha gustado este artículo? Apúntate a nuestra newsletter: