¿Novedades? Por aquí

Tienda

Acerca de

Cómo cuidar tus plantas

¿Una forma fácil y sencilla de dar vida a tu hogar? Las plantas hacen que tu espacio se vea bien y al mismo tiempo purifican el aire. Aunque a veces mantenerlas saludables puede resultar complicado, queremos demostrarte que no tienes que ser un experto botánico para cuidar tus plantas. Esta práctica guía te ayudará a crear un jardín botánico espectacular, con todos los accesorios de jardín que necesitas para lograrlo.

Paso 1: Haz que luzcan

El primer paso es elegir el lugar perfecto. Algunas plantas buscan el sol a toda costa, mientras que otras prefieren la sombra. La regla de oro es evitar la luz solar directa. Colócalas en la parte más luminosa de tu casa como, por ejemplo, en los alféizares de las ventanas, junto a las puertas o incluso en el suelo. Luego intenta crear un entorno lo más cercano posible a su clima natural. Generalmente debes mantener la temperatura alrededor de los 20-22 grados. Ten paciencia y verás cómo la espera tiene sus frutos.

Paso 2: Sacia su sed

No te olvides de regarlas. La mayoría de las especies necesitan mantenerse húmedas pero sin una base empapada (¡cuidado con ahogarlas!) y otras prefieren secarse antes de ser regadas de nuevo. La clave: solo riega tus plantas cuando parezcan tener sed. Invierte en un elegante rociador o en una regadera para mantenerlas hidratadas. La regla principal es ajustarse a los diferentes tipos de plantas:

Los bonsáis necesitas ser regados cada 2-3 días 
Los helechos cada 3-5 días
Las plantas trepadoras cada 5-7 días
Los cactus y las suculentas cada 10-15 días

Paso 3: Evita dolores

Lo más importante para asegurarte de que tus plantas están en buen estado es revisarlas con regularidad. Chupan sustancias contaminantes y bombean oxígeno (purificando el aire), pero esto significa que también pueden contraer algunas enfermedades desagradables. El secreto de una flora floreciente es limpiarla con un paño húmedo cada pocos días. ¡Adiós polvo, insectos y enfermedades! Hola hojas saludables.

Paso 4: Hazles compañía
A las plantas les gusta la compañía tanto como a las personas. Por eso, colocar tus verduras juntas las ayuda a crecer. Coloca algunos soportes en diferentes alturas para mostrar tus habilidades de jardinería y añade macetas de diferentes tamaños para mayor profundidad. ¿Te estás quedando sin espacio? Sé creativo con un diseño montado en la pared como Corolla o macetas colgantes. Y si realmente quieres causar sensación, las curvas de bronce de Beaumont harán brillar tu jardín.

¿Te ha gustado este artículo? Subscríbete a nuestra newsletter:

Artículos relacionados

5 consejos de diseñadores para tener un jardín envidiable

Tomando el sol con estilo

Seguir leyendo

¿Quieres tener un hogar de revista sin gastarte un dineral? Te contamos cómo

Descubre los trucos de Floor Knaapen

Seguir leyendo