¿Novedades? Por aquí

Tienda

Acerca de

Cómo medir bien tus cortinas

Un buen juego de cortinas puede convertir tu ventana en una obra de arte aunque la vista exterior no sea la más bonita. Además, es una manera fácil de agregar estampados y texturas a tu estancia. Pero saber qué tamaño comprar es más complicado de lo que parece. ¿Necesitas ayuda? Sigue leyendo. La regla de oro: prohibidas las cortinas de visillo.

Paso 1: Toma medidas

¿Tienes una escalera y una cinta métrica a mano? Es hora de hacer bricolaje. A continuación encontrarás los números que necesitas. En primer lugar, mide la longitud del poste de la cortina (una vez esté fijo a la pared), luego duplica esa medida para encontrar el ancho perfecto de la cortina. Para evitar espacios, agrega 2.5cm adicionales para que las cortinas se superpongan en el medio. Y ya lo tendrías todo listo. Di adiós a luz de la mañana que interrumpe tu descanso.

Paso 2: Déjalas caer

Decide dónde te gustaría que caigan las cortinas o, lo que es lo mismo, su punto de caída. Añadir unos centímetros más es fundamental para asegurarte de que cuelgan bien. La parte superior del alféizar de la ventana brinda una sensación limpia y contemporánea. Mide solo 1cm por encima del alféizar para evitar que los dobladillos se desgasten. Vé 15cm más abajo para bloquear la luz o las corrientes de aire; lo recomendamos en lugares donde necesites privacidad como el dormitorio. Las cortinas hasta el suelo dan más carácter, especialmente en sensuales tonos de terciopelo como Julius. En caso de decantarte por estas últimas, mide 1cm por encima del suelo para evitar arrugas.

Paso 3: No te quedes corto

Ahora debes tomar medidas desde el poste de la cortina hasta el punto de caída, así que vuelve a subir por la escalera. Es posible que necesites un ayudante para sujetar la cinta métrica mientras calculas el largo de la cortina. Asegúrate de comenzar desde la parte superior del poste, así dejarás espacio adicional para la sección de tela sobre los ojales de la cortina.

Paso 4: 3 veces, mejor

Para hacerlo bien es muy importante ser preciso. No sirve de nada anotar centímetros adicionales después de haber realizado todo este esfuerzo. Para asegurarte de que todo está en orden, deberás repetir tres veces el paso 3. Toma las medidas desde la parte superior del poste de la cortina hasta su punto de caída, moviéndote a lo largo de la ventana a medida que avanzas. Después, usa la más pequeña de las 3 medidas para obtener el ajuste perfecto.

Paso 5: Hora de colgar

Hemos llegado al último paso. Dobla las cortinas en forma de zig-zag, con cada ojal o anillo alineado. Luego, simplemente deslízate sobre el poste de la cortina, ajustándolo para que se junten en el centro de la ventana cuando esta se cierre. Verifica que puedas dejar que la luz entre o bloquearla. Luego, siéntate y admira todo tu trabajo. Se levanta el telón: comienza el espectáculo. ¿A que ha merecido la pena?

¿Te ha gustado este artículo? Subscríbete a nuestra newsletter:

Artículos relacionados

Cómo ordenar tu salón

Ponlo todo en orden

Seguir leyendo

4 cosas que deberías considerar antes de pintar tus paredes

Esto te va a sorprender

Seguir leyendo