¿Novedades? Por aquí

Tienda

Acerca de

La ecuación del éxito - Creando un espacio productivo

En estos momento, muchos de vosotros estaréis trabajando desde casa por primera vez. Puede que algunos incluso tengáis un escritorio adaptado a vuestras necesidades, y puede que otros no. Sea cual sea tu caso, sabemos que puede ser un desafío crear un espacio libre de distracciones en casa. ¿Tienes a tus hijos revoloteando sin parar, vecinos que acaban de descubrir su pasión por el bricolaje o la tentación de Netflix? Te ayudamos a crear un espacio que aumente tu productividad. Sigue leyendo para averiguar cómo.

@lesfactoryfemmes

@juliettemainx

1. Despacho casero

En primer lugar, elige un rincón adecuado para trabajar. Si tu hogar es pequeño, no hay necesidad de dedicar una habitación entera al trabajo. Simplemente encuentra una superficie plana que sea lo suficientemente grande para colocar los elementos esenciales. Prueba con un escritorio inclinado que quepa fácilmente en el rincón seleccionado. ¿No te resulta cómodo? Usa tu mesa de comedor como escritorio (ventaja adicional: tendrás el aperitivo más a mano), o tu tocador, siempre asegurándote de que haya suficiente espacio para colocar una silla debajo. Si prefieres el sofá, coloca tu material de trabajo sobre una mesa auxiliar o usa una superficie dura como una bandeja con un cojín debajo, funciona igual de bien. Eso sí, la televisión debe permanecer apagada para concentrarte al máximo.

 

2. Siéntete bien

Las sillas de oficina son la mejor opción, aunque también puede servirte una silla de comedor con respaldo. Y no lo olvides, sea cual sea tu asiento, es importante cambiar de posición regularmente para evitar dolores y molestias. Si decides instalarte en el sofá, asegúrate de colocar cojines suaves para apoyar la espalda.

 

3. Ideas claras

La luz natural es clave, ya que te mantendrá con más energía a la hora de llevar a cabo tus proyectos. Si tienes la oportunidad, colócate cerca de una ventana y deja las cortinas abiertas. Y no olvides de abrir las ventanas de vez en cuando para refrescar la mente. Si no tienes ninguna ventana cerca, coloca lámparas pequeñas que emitan un brillo suave, evitando el deslumbramiento de la pantalla. Las lámparas de mesa son perfectas para el escritorio. En cambio, si prefieres quedarte en el sofá, apuesta por una lámpara de pie.

 

4. Organízate

Mantener tu espacio de trabajo libre de desorden es esencial para mantener la mente despejada, pero es complicado cuando estás en casa rodeado de objetos personales. Por lo tanto, asegúrate de que tu espacio de trabajo esté limpio y ordenado. Trabajando en un espacio multifuncional, los muebles de almacenamiento te serán muy útiles. Guarda todo lo que no necesites en baúles de almacenamiento y apílalos debajo de tu mesa o a un lado. Las tazas pueden funcionar como tarros de bolígrafos y los revisteros como archivadores de documentos. ¿Lo más importante? Dejarlo todo impoluto para que al final del día puedas desconectar y relajarte.

 

5. Puro confort

Los accesorios suaves y cómodos crean un ambiente cálido que transmite tranquilidad. ¡Así que empieza a amontonar cojines y mantas! ¿Trabajas desde una silla? Coloca un cojín debajo de tu asiento o detrás de tu espalda para estar más a gusto. Finalmente, agrega algunos toques personales para que tu rincón productivo sea más inspirador como, por ejemplo, plantas que aporten vitalidad y obras de arte.

¿Te ha gustado este artículo? Subscríbete a nuestra newsletter:

Artículos relacionados

Vuestros fabulosos jardines MADE

Compartimos contigo nuestros últimos descubrimientos en muebles de exterior

Seguir leyendo

¡Puro confort! Introduciendo textura en tu hogar

¿Sabías que los textiles pueden mejorar tu estado de ánimo?

Seguir leyendo