¿Novedades? Por aquí

Tienda

Acerca de

Punto de encuentro: cómo decorar tu salón

Las posibilidades son infinitas a la hora de decorar la estancia más importante de tu casa

No es necesario hacer mucha memoria para recordar la época en la que los televisores eran un electrodoméstico voluminoso y pesado. Aquellos tiempos en los que su diseño era de considerable grosor y dictaminaba la disposición de los salones, restringiendo las opciones de los diseñadores más creativos. Por fortuna, la revolución del plasma y el LCD ha traído consigo todo un mundo de posibilidades para un espacio que había terminado encasillándose y cuya disposición era prácticamente la misma en todos los hogares.

La introducción de pantallas cada vez más finas nos ha ofrecido la flexibilidad que necesitábamos para jugar con el espacio. Al no tener que depender tanto de la tele como centro del salón, hemos dejado de concebirlo tan solo como el lugar donde devorar la última serie de Netflix. Con el paso del tiempo, este rincón de la casa ha ido sumando muchas más funciones para pasar a convertirse en una zona multiuso de gran potencial. A continuación, te presentamos una serie de consejos que te ayudarán a sacar el máximo partido de este espacio:

Comparte con los tuyos

En un panorama doméstico en constante evolución, el salón de TV continúa siendo un punto de reunión en el que no existen barreras generacionales. Se trata del sitio en el que socializamos y compartimos momentos con los nuestros. Por eso, es el lugar perfecto para capturar la esencia del hogar —sea cual sea— y crear un espacio en el que todos se sientan representados. Para ello, juega con los detalles. Sírvete de jarrones u otras piezas de arte para dar vida a tu vivienda y utiliza distintos colores, estampados y materiales para crear un hilo conductor que una las historias de todos los inquilinos.  

Multiplica tus opciones

Con cada vez más gente compartiendo casa (especialmente en la ciudad), el salón se ha convertido en un espacio donde se lleva a cabo una amplia variedad de actividades. Los diseños flexibles para zonas comunes son la clave para triunfar en este nuevo formato de vivienda. Aprovecha la versatilidad de los muebles de doble uso para conseguir más por menos: las sillas y los sofás cama te ofrecen un asiento o cama adicional ante visitas imprevistas y las mesitas adaptables pueden ayudarte a convertir una cena de 4 en una de 8 en cuestión de segundos, todo depende de cómo diseñes tu espacio. Los muebles multimedia pueden ser también de gran ayuda para mantener el espacio libre de desorden.

Siente la naturaleza

Nueve de cada diez personas pasamos casi 22 horas del día en un interior, por lo que establecer contacto con el mundo exterior se ha convertido en una necesidad básica para cada vez más gente. Mezcla formas, colores y estampados orgánicos para traer la naturaleza a tu hogar. El verde es la opción más acertada, ya sea en plantas o en estampados vegetales, como el de la línea Jangala. También puedes jugar con textiles que aportan calidez, las texturas de las alfombras pueden ser el perfecto aliado para conectar tu salón con el mundo orgánico, como es el caso de Boston.