¿Novedades? Por aquí

Tienda

Acerca de

Trucos para ordenar tu dormitorio

Estos días el dormitorio se está convirtiendo en un espacio multiusos: una sala de cine, un gimnasio particular, un espacio de lectura y, por supuesto, el mejor sitio de tu casa para dormir y descansar. ¿Te apetece sacar la Marie Kondo que llevas dentro? Por suerte para ti, estas ideas de almacenamiento para dormitorio son tan fáciles que ya no tendrás excusas para dejarlo todo patas arriba.

1. Sesión de limpieza

La gurú del orden Marie Kondo ha ayudado a muchísimas personas a transformar sus hogares, y ahora es el turno de tu dormitorio. La clave para ponerte a ello es simple: repiensa tus cosas y di adiós a todo lo que ya no quieres o a lo que no usas regularmente. Parece evidente, pero muchas veces tendemos a amontonar las cosas que no usamos en el armario. Sin embargo, venderlas puede ser una buena forma de deshacerte de ellas mientras ganas un poco de dinero. O incluso regalarlas; seguro que haces feliz a alguien, siendo más respetuoso con el medio ambiente.

 

2. No te quedes colgado

Tus mejores amigos: los ganchos. Muchos tenemos la costumbre de tirar la ropa por el suelo nada más llegar a casa. Pero si incorporamos accesorios de almacenamiento en la esquina de una pared o encima del tocador, usarlos nos evitará hacer una limpieza posterior. ¿Necesitas más sitio donde colgar tu ropa? Los percheros son una excelente manera de mostrar tu ropa favorita e incluso ordenarla por colección, color o temporada. ¿Buscas un lugar donde guardar tus zapatos? Fibar es un espejo que ahorra espacio y funciona también como zapatero. ¡Así da gusto!

 

3. Tu exposición personal

Y ya que estás, ¿por qué no le sacas aún más partido a tus paredes? Después de colgar tu ropa, es hora de darle un toque personal. En este sentido, las estanterías no solo son una gran solución de almacenamiento, si no que también sirven como área de exposición; puedes colocar sobre ellas tus joyas, perfumes, espejos metálicos, fotografías, recuerdos de viajes y plantas combinadas con materiales naturales como el ratán. Si tu habitación sirve al mismo tiempo como despacho, simplemente añade una silla debajo de las baldas para crear un escritorio. (Haz clic aquí para más trucos sobre tu despacho casero)

 

4. Multiplica tu espacio

Aprovecha el espacio de tu dormitorio. Si tiene un tamaño reducido, elige diseños con elegantes patas de horquilla para que parezca más espacioso. Luego, usa cajas y cestas para organizar tus artículos más pequeños como calcetines y ropa interior. Asegúrate de doblarlo todo cuidadosamente y, mientras lo haces, puedes consultar algunos tutoriales de YouTube. Después de todo, este es el momento perfecto para aprender nuevas habilidades.

 

5. Tesoros escondidos

El espacio debajo de la cama es un excelente lugar de almacenamiento, siempre y cuando lo mantengas ordenado. Por tanto, en vez de esconder tus cosas allí sin pensarlo, usa baúles de almacenamiento que sean lo suficientemente pequeños como para deslizarse cuidadosamente debajo. Este modelo es transpirable y está totalmente forrado para proteger tu ropa del polvo. También tienes la opción de elegir una cama con almacenamiento incorporado, como Kano (¡cuenta incluso con un rincón para mostrar tus libros!). ¿Buscas una pieza elegante? Los bancos con almacenamiento son ideales para guardar tu ropa de fuera de temporada, como las bufandas y los guantes. ¡Ya puedes empezar a almacenar con estilo!

¿Te ha gustado este artículo? Subscríbete a nuestra newsletter:

Artículos relacionados

Revelamos las 5 tendencias del momento en dormitorios

Nuestros últimos descubrimientos de Instagram

Seguir leyendo

Trucos deco para mentes despejadas

Consejos para mantener ordenado un espacio de trabajo

Seguir leyendo