Pídelo ahora y recíbelo para Navidad

Envíos Gratis en accesorios

Tienda

Acerca de

¡Viva la creatividad! Abre la puerta al cambio

Cuando pasas mucho tiempo en tu hogar, puedes comenzar a sentirte un poco aburrido de ver siempre las mismas cosas. ¿La solución? Un simple cambio de interior. Deja volar tu imaginación experimentando con nuevos combos de colores y formas creativas. Además, reorganizar tus objetos despertará la Marie Kondo que llevas dentro. Te mostramos los cinco pasos con los que comenzar.

@heartzeena

@marejia

1. Déjate llevar

¿La forma más fácil de refrescar tu espacio? Reorganiza tus muebles. No existen reglas para ello, simplemente diviértete y confía en tu instinto. Según el feng shui, hacer las cosas a tu manera es esencial, ya que te ayuda a sintonizar el flujo de energía en tu espacio. ¿Algo te hace sentir incómodo? Elimínalo de tu vista. Se trata de experimentar un poco. Combina piezas que normalmente nunca habías juntado; el resultado te va a sorprender. Y recuerda que la inspiración vendrá a ti mientras estás ocupado buscando el equilibrio. Después de todo, es un proceso creativo.

 

2. Ponle textura

Una vez hayas terminado de reorganizar tus cosas, es hora de conseguir ese toque acogedor. Las telas son una manera fácil de darle personalidad al espacio y aportar comodidad. Coloca algunas mantas estampadas sobre tu sofá o cama y agrega una alfombra para los pies de tu habitación. ¿Ya tienes una alfombra? Cámbiala por otra que tenga una forma o tamaño diferente. Son pequeños detalles que tiene un gran impacto. Y, a ese rincón sin usar, dale la oportunidad de brillar con una lámpara de pie.

 

3. Color, color, color

¿Tu espacio sigue siendo aburrido? Agrega un poco de color. Y no nos referimos a pintar una pared con la brocha, si no a combinar accesorios en diferentes tonos: cojines, cerámica, jarrones... Tienes mucho donde elegir. Solo asegúrate de seleccionar colores complementarios para que tu habitación sea armoniosa. Un fondo neutro ampliará tu espacio y destacará las piezas más atrevidas. Antes de comenzar, ponte al día sobre la psicología de los colores. Ten en cuenta que los tonos que elijas tendrán una gran influencia en tu estado de ánimo. Se dice que los tonos neutros brindan paz y serenidad, mientras que los cálidos como el rojo y el naranja podrán aumentar tu energía.

 

4. ¡Qué arte!

Las obras de arte murales son siempre una buena (y bonita) opción, especialmente cuando tu espacio carece de personalidad. Así que ya sabes, si esa pared blanca no dice nada de ti, coge un martillo y varios clavos y crea tu galería de arte particular. Te sentirás motivado e inspirado todos los días. ¿Te gustan las ilustraciones vintage? ¿O prefieres las formas abstractas? ¿Y las fotos con tus seres queridos? Mezcla, combina y acertarás. La única regla: si te hace feliz, debes colgarlo.

 

5. Respira hondo

¿Sientes un amor incondicional por las plantas? No nos extraña, ya que no solo iluminan cualquier espacio aburrido, sino que también fomentan el pensamiento creativo. El jardín de interior es una excelente opción para aquellos que quieren acercarse a la naturaleza sin moverse de casa. Los maceteros escultóricos crearán un ambiente moderno y refrescante y, si te falta espacio, también existen los modelos colgantes. Son el complemento perfecto para los rincones olvidados. Asimismo, las flores secas también están teniendo mucho éxito, colocadas en el interior de preciosos jarrones de cerámica.

¿Te ha gustado este artículo? Subscríbete a nuestra newsletter:

Artículos relacionados

Revelamos las 5 tendencias del momento en dormitorios

Desde los dulces tonos pastel hasta las siluetas modernas

Seguir leyendo

La ecuación del éxito - Creando un espacio productivo

Conexión: tu despacho casero

Seguir leyendo