¿Novedades? Por aquí

Tienda

Acerca de

Lámparas de pie

Carga más
48 / 71 resultados

Luces, lámparas de pie y acción

Al igual que la luz del sol (o la falta de ella) afecta al estado de ánimo, la iluminación puede ser determinante para que te sientas más a gusto en unas habitaciones que en otras. Por eso, las lámparas son uno de los objetos a los que se debe prestar especial atención a la hora de decorar la casa. Los modelos estrella que no pueden faltar son las lámparas de pie. ¿Quieres saber por qué? Porque te permiten jugar con la luz y crear distintos ambientes. Y, además, no ocupan mucho espacio y puedes cambiarlas de sitio con facilidad.

La compañera perfecta

Lo más importante para acertar al decantarse por un diseño u otro es tener claro qué uso le vas a dar. Por ejemplo, puede que necesites iluminar la estancia de manera general o solo quieras alumbrar una zona dentro de esa misma habitación. En el salón, es muy habitual colocar una lámpara de pie de lectura junto al sofá o una butaca. Para dirigir el haz de luz según dónde te haga falta, elige las que tienen brazos o focos orientables. También se pueden colocar en el despacho y, de este modo, dejar más espacio libre en la mesa.

Crea nuevos espacios

Otro tipo que dará mucho juego son las lámparas de pie en arco. Pueden usarse para crear una luz más tenue en un rincón concreto del salón, del comedor o incluso del dormitorio. Por ejemplo, si tu mesilla de noche es muy pequeña y no quieres ocuparla con una lámpara, colócala en el rincón más cercano a tu cama para alumbrar ligeramente la zona. En el salón también funcionan, porque ¿a quién no le gusta acurrucarse en el sofá, bajar la luz y prepararse para una tarde de manta y peli?

Encuentra tu estilo

El estilo de la lámpara que elijas dependerá del resto de la decoración de la habitación, aunque también puedes utilizarla como elemento de contraste para que llame la atención. Encontrarás desde diseños clásicos y de estética retro hasta lámparas de pie modernas elaboradas con materiales llamativos como el mármol y el cristal. También deberías tener en cuenta las distintas pantallas, ya que afectan a la luz que emite la lámpara. Con las de tela en tonos claros lograrás un ambiente cálido y, por el contrario, si es opaca, harás que la habitación parezca más oscura.