¿Novedades? Por aquí

Tienda

Acerca de

Mesas auxiliares

Mesas auxiliares: el acompañante perfecto

Llega el momento de amueblar el salón. Probablemente sepas que sofá necesitas, que tipo de lámpara estás buscando o que tendencia quieres seguir a la hora de escoger tu alfombra, pero ¿qué hay de los complementos? Los pequeños (o grandes) detalles marcan la diferencia, y la elección de una mesa auxiliar puede convertirse en toda una lección de estilo y funcionalidad.

Un complemento con personalidad

Las mesas auxiliares, además de ser una superficie de apoyo adicional, se convierten en una buena opción para aportar un toque decorativo muy personal a tu salón. En nuestra selección, encontrarás mesas auxiliares de salón, realizadas en ratán natural o mimbre con detalles de latón y roble, ideales para complementar tu decoración de estilo boho. Los amantes de los aires retro también podrán elegir entre piezas inspiradas en los llamativos diseños de los años sesenta. Si te defines como vanguardista, entonces no podrás dejar de pensar en nuestras mesas nido translúcidas, en tonos pastel y de líneas redondeadas.

La mesa auxiliar que (de verdad) necesitas

Las piezas cargadas de originalidad y buen gusto son capaces de seducir a cualquiera. Y los elementos que las complementan, también. En los salones de tamaño reducido, una mesa auxiliar baja es ideal para crear un efecto visual de mayor espacio y aportar a la estancia un toque elegante y depurado. ¿Te sobran metros cuadrados? Decántate por una mesa de centro robusta que hable por sí sola; será la protagonista de la habitación. Nos encantan los salones que son verdaderas junglas urbanas: ayúdate de varias mesas auxiliares pequeñas como solución para colocar algunas plantas. Y con una mesita auxiliar alta, por fin sabrás donde instalar ese jarrón y darle la atención que se merece.

Un punto extra de estilo para otras estancias

Las mesas auxiliares no solo viven en el salón y sirven para algo más que para dejar la taza de café. Un diseño con cajones y compartimentos funciona a la perfección como mesita de noche. Seguro que tienes alguna zona de paso olvidada. Este lugar es clave para ubicar una mesita auxiliar: es un punto de apoyo ideal para una lámpara de mesa, para una caja de almacenaje con tus enseres del día a día o para un teléfono y un bloc de notas. Si eres de las personas afortunadas con terraza o jardín, una mesa auxiliar puede convertirse en tu mejor aliada para los desayunos al sol.