Las Rebajas acaban en:

Tienda

Acerca de

Sofás de 3 Plazas

Carga más
48 / 143 resultados

El sofá que dominará el salón

Todos los objetos y muebles del salón aportan siempre un toque que subraya el estilo del espacio o que contrasta con él. Por sí solo, el sofá de 3 plazas define el carácter de esta estancia: tanto por su tamaño como por su funcionalidad. Opta por piezas de inspiración escandinava con reposabrazos de líneas redondeadas y cojines cómodos y mullidos. O decántate por el look tan industrial como sofisticado de los modelos de piel con acabado en tono natural u oscuro. Si adoras el tacto del terciopelo, en MADE.COM hacemos realidad tu sueño de reposar en un diseño de textura afelpada.

El rey del salón

En esta ocasión, no nos referimos a tu adorable gato. Es innegable que el sofá de 3 plazas es el elemento más importante del salón. Elige un discreto modelo de inspiración nórdica con líneas definidas, respaldos mullidos y detalles sutiles para que encaje en cualquier tipo de decoración. ¿Prefieres que ningún otro mueble le haga sombra? Opta por los diseños de 3 plazas tapizados en terciopelo con curvas vertiginosas y colores vibrantes para echar una merecida cabezadita después de comer. Te despertarás con más energía y ganas de disfrutar del resto del día.

Viva lo híbrido

Si ya son impresionantes los sofás de 3 plazas, los sofás cama de 3 plazas superan cualquier expectativa. ¿Tienes un invitado a pasar la noche? Te agradecerá eternamente poder dormir en un sofá cama con mecanismo clic clac: se abren con un simple movimiento y el respaldo del sofá se convierte en un cómodo colchón. Si prefieres un híbrido para dos personas, opta por los sofás cama con mecanismo metálico que esconden en la parte inferior el somier y el colchón plegables.

El toque acogedor

Ya te has acurrucado en tu sofá de 3 plazas, pero te faltan los últimos detalles para lograr la máxima comodidad. Elige una alfombra con las dimensiones adecuadas que luzca dibujos geométricos, acabados degradados o diseños con efecto desgastado. Para aumentar el confort (y apoyar la cabeza en las siestas), lánzate al mundo de los cojines y estudia tus propias combinaciones jugando con distintas texturas, estampados o tamaños. ¿Y la nota final? Todo sofá cómodo pide una manta suave y acogedora. Las mantas de lana te darán calidez en pleno invierno, mientras que los modelos más finos en algodón serán ideales para las noches veraniegas con un poco de brisa.